VENEZOLANOS
QUE LLEVAN DROGA
A PARÍS

“Comida, por comida estoy aquí”. La frase es de Marvin*, el protagonista del siguiente cómic, un venezolano que en medio de la pandemia por COVID-19 deambulaba por las calles de París solo, sin dinero, sin un lugar donde dormir y sin empleo. Era agosto de 2020 y él acababa de salir de una prisión en la capital francesa, a donde fue a parar a comienzos de ese año luego de ser capturado con más de un centenar de dediles de cocaína.  

Después de fracasar en un intento por emigrar a Perú, Marvin se devolvió a Venezuela en 2019. Trabajó en varias tareas. Pero como “en Venezuela todo se pone peor”, un día cualquiera, en enero de 2020, no tenía con qué alimentar a sus tres hijos. 

Por esa razón decidió arriesgarse. Aceptó la propuesta que le hizo un amigo de la infancia, y se reunió en el oeste de Caracas con Susana*, una abogada venezolana que le dijo sin rodeos: “El trabajo consiste en llevar cocaína a Ámsterdam para una organización nigeriana”.

Susana es la encargada de reclutar personas para utilizarlas como "mulas" de cocaína. Ella es quien se comunica directamente con los jefes de la red africana que tiene ramificaciones en Venezuela, Brasil, Guayana Francesa, Suriname y Europa.

En su prolongada aventura, Marvin coincidió con otros 40 venezolanos en distintos puntos del trayecto, todos captados por la misma red nigeriana para llevar una encomienda similar. Como él, muchos quedaron en el camino: fueron detenidos por las autoridades o murieron al estallarles un dedil en el estómago.

Aunque no hay datos recientes sobre la situación de los pasantes de droga en Brasil, desde 2019 la prensa ha registrado varios casos de venezolanos capturados o muertos a causa de dediles en ese país suramericano, o provenientes de allí.  

El uso de venezolanos en está modalidad de tráfico de drogas se ha generalizado en los últimos años en casi toda la región. Por ejemplo, en Colombia hay registros recientes que dan una idea de la magnitud del problema. En este país andino se reportó un incrementó de 40 % en el uso de migrantes venezolanos como correos humanos de droga en 2020, según datos de la Dirección de Antinarcóticos (DIRAN) de la Policía Nacional de Colombia, citados por Pacifista.

Entre 2013 y 2016, las autoridades colombianas detuvieron 59 venezolanos cuando eran utilizados como “mulas” del narcotráfico, según el informe Voces actuales en el fenómeno de pasantes de drogas ilícitas en Colombia.  Ahora la cifra es tres veces mayor.


* Los nombres de los personajes de esta historia fueron cambiados a solicitud de los protagonistas, quienes accedieron a dar sus testimonios para la construcción de esta investigación de ARI, con la condición de no poner en peligro su seguridad y la de sus familiares.