Informe 2019

Hogares peligrosos
y policías asesinos

898 homicidios ocurrieron en Caracas en 2019. Este reporte no solo muestra los datos de la violencia en la capital de Venezuela, también dibuja los perfiles de los más vulnerables, de quienes fueron víctimas de letalidad policial, robos, venganzas y violencia contra la mujer

Hombres jóvenes que fueron sorprendidos de madrugada y en sus casas por policías enmascarados que acabaron sus vidas. Mujeres mayores que fueron asesinadas en sus viviendas para robarlas. Adolescentes que cayeron en medio de ajustes de cuenta por conflictos del pasado. Durante 2019, la violencia dejó en Caracas 898 víctimas de homicidios, de acuerdo con los datos recabados por Monitor de Víctimas

El 38% de las personas murió como consecuencia de ejecuciones extrajudiciales o en casos de supuesta resistencia a la autoridad, 18% de los homicidios ocurrieron en el contexto de robos y 23% en venganzas, violencia de género, riñas y otros. En 21% de los casos se desconoce el móvil de los homicidios ocurridos en Caracas.

Runrun.es y Caracas Mi Convive dibujaron los perfiles de las víctimas habituales de violencia homicida en Caracas. Ellos fueron los más vulnerables a las balas, las armas blancas y los golpes que el año pasado volvieron a llenar a la capital venezolana de cifras rojas, con una tasa de 30 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Consulta las cifras totales de Monitor de Víctimas 2019 aquí

Morir a manos de la policía

Las secuelas aparecieron desde el primer día. El temor a salir a la calle sola no la deja en paz. “Tengo miedo, vivo aterrada. Si salgo y veo a alguien afuera vestido de negro comienzo a temblar”, afirma la madre de Luis Gerardo Cabello Bulén, un joven de 20 años que cerca de las 4:30 pm del 7 de octubre de 2019 fue secuestrado por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) cuando volvía a su casa, en la Zona 9 del barrio José Félix Ribas de Petare, en el municipio Sucre del estado Miranda. Horas después de su detención arbitraria, cuando ya era de noche, su familia lo encontró muerto en el Hospital Domingo Luciani, de El Llanito. Tenía un disparo en la espalda.

Cabello Bulén fue una de las 340 personas que, de acuerdo con datos recabados por Monitor de Víctimas, murieron a manos de las fuerzas de seguridad del Estado en el Área Metropolitana de Caracas durante 2019. Se trata de 38% del total de los homicidios ocurridos en la capital venezolana el año pasado. El mismo día de su asesinato, detalló la madre del joven, las FAES mataron a otros tres hombres en José Félix Ribas: Jefferson Álvarez Jiménez, Gerald Torrealba y Keyber David Landaeta Villegas. Ninguno superaba los 30 años.

Varias de las características de estos cuatro muchachos corresponden con el perfil general de las víctimas de la policía: eran hombres jóvenes, de tez morena, cuyas edades oscilan entre los 20 y 29 años. En ese grupo etario se inscribe 50,8% de los muertos por este móvil. Solo Landaeta Villegas está fuera de la estadística: tenía 18 años.

Las víctimas de la letalidad policial comparten además otras particularidades: tenían un nivel educativo medio o de primaria, y estaban desempleados o dependían de trabajos inestables. Álvarez Jiménez y Landaeta Villegas cumplían con esas características. Mientras que el primero era buhonero, el segundo laboraba como herrero a destajo. Cabello Bulén tampoco tenía un empleo fijo, pues solo trabajaba como obrero de construcción los fines de semana junto a uno de sus tíos, ya que estudiaba quinto semestre de Administración en la sede de Palo Verde de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez. Torrealba, el mayor del grupo (tenía 26 años) y quien contaba con una posición más estable económicamente, era técnico en computación.

La vulnerabilidad de estos jóvenes ante la policía en las zonas populares ha hecho que los familiares tomen decisiones drásticas para protegerse. La madre de Cabello Bulén, por ejemplo, explicó que tras el asesinato de su hijo mayor prefirió enviar al menor fuera de Caracas para que no le ocurriera lo que a su hermano. Teme que, tal como le pasó al joven, un día se tope en alguna calle del barrio con un funcionario dispuesto a matarlo sin razón. 

“Aquí todos tenemos miedo porque los policías han matado a muchos niños y les disparan incluso cuando tienen uniforme del liceo. Hasta mi sobrino, que tiene 8 años, se hace pipí cuando le dicen que por ahí viene la policía”, comenta la mujer.

El temor de la familia de Cabello Bulén tiene su asidero en las estadísticas. La mayor parte de los homicidios por letalidad policial fueron ejecutados en plena vía pública (50,8%), tal como sucedió con los cuatro jóvenes masacrados. El segundo escenario en donde sucedieron estas muertes fue en las viviendas, con 45% de los casos. Este móvil es el que presenta la mayor proporción de asesinatos dentro de las casas de las víctimas.

Petare, en donde tuvo lugar la matanza, es precisamente la parroquia del Área Metropolitana de Caracas con mayor incidencia del móvil de letalidad policial. En 2019 allí se reportaron 71 casos, mientras que en Sucre y El Valle, en el municipio Libertador –jurisdicción con más homicidios por policías: 226 en total-, se registraron 34 y 33 de estos sucesos, respectivamente.

Hay que destacar que el número de muertes en Libertador se debe a que concentra a dos tercios de la población de la capital venezolana. Sin embargo, la tasa de homicidios por letalidad policial es mayor en el municipio Sucre (donde está Petare), donde sucedieron 13 casos por cada 100.000 habitantes. En Libertador, la tasa es de 11 por cada 100.000 habitantes.

Las muertes provocadas por los cuerpos policiales suceden en dos contextos diferentes. Uno de estos es la ejecución extrajudicial, que contempla la violación de los derechos humanos de las víctimas por parte de los uniformados, quienes las atacan pese a que no representaban ningún peligro ni para su integridad ni la de su entorno. Por este móvil murieron 263 personas en Caracas en 2019, que equivale a 29% del total de los homicidios en la ciudad. 

Los homicidios de los cuatro jóvenes en Petare fueron producto de este delito, porque -entre otras cosas- no se reportó que las víctimas estuvieran armadas, lo que hace imposible un enfrentamiento con las autoridades. Según el relato de sus allegados, todos fueron arrestados sin orden judicial y sin haber sido sorprendidos en flagrancia, condiciones que establece el Código Penal venezolano para que se permita una detención. 

Sin embargo, el reporte policial sobre el hecho justificaba los asesinatos de los cuatro muchachos y aseguraba que eran delincuentes. “Todos estos sujetos, pertenecientes a la peligrosa organización delictiva de alias “El Wilesis” (Wilexis Alexander Acevedo Monasterios), se encuentran involucrados en múltiples homicidios, piratería de carretera, tráfico de mayor cuantía de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, porte ilícito, amedrentamiento”, decía el parte de las FAES, en el que también se detallaba que se les había incautado dos revólveres, una pistola y una escopeta. Los familiares de todas las víctimas desmintieron ante la prensa que los jóvenes hubieran incurrido en algún delito.

Los datos recolectados por Monitor de Víctimas señalan a las FAES como victimario en 68% de los homicidio a manos de la policía, 232 casos. Esto representa un incremento con respecto a 2018, cuando este cuerpo de seguridad fue responsable de 42% de los casos de homicidios cometidos por los cuerpos de seguridad.

Se trata del mismo cuerpo de seguridad que la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha pedido disolver debido a la gran cantidad de denuncias de ejecuciones policiales que ha acumulado desde su creación a mediados de 2017 hasta mediados de 2019: más de 7.000 en todo el país. En respuesta, el gobierno de Nicolás Maduro ha alabado las operaciones de esta unidad, mientras que funcionarios como el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, ha desmentido que los uniformados hayan cometido estos delitos. Las FAES, junto al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), concentra 89% de las muertes de letalidad policial registradas en Caracas en 2019.

La pesadilla de las ejecuciones no acabó con la muerte de los jóvenes. Tras la masacre, comenzó el amedrentamiento de la policía contra los familiares de las víctimas, pues permanecieron dentro del barrio en las siguientes 24 horas después de los hechos. La madre de Cabello Bulén recuerda que tuvo que cerrar la cuenta en Facebook de su hijo porque a cada rato llegaban publicaciones y montajes que intentaban inculparlo de delitos. También se subieron a la red fotos falsas de su cadáver, en el que se mostraba su cabeza totalmente baleada, cuando él solamente recibió un impacto en la espalda.

El otro contexto en el que suceden las muertes a manos de la policía es la resistencia a la autoridad, que implica que los presuntos delincuentes se enfrenten con armas a los funcionarios, obligando a las autoridades a actuar proporcionalmente para salvar sus vidas o las de otras personas. Por este móvil cayeron en la capital venezolana 77 personas el año pasado. Sin embargo, varias irregularidades hacen pensar que estas muertes fueron, en realidad, ejecuciones.

De acuerdo con la base de datos de Monitor de Víctimas, existen 29 casos en los que no se tuvo certeza de que las víctimas se enfrentaran a los policías, ya que no se pudo conocer si portaban un arma al momento de caer. Tres de estas personas, de acuerdo con el relato de sus familiares, no tenían ningún tipo de arma.

Ese es el caso de Neomar Antonio Galindo Aponte, de 29 años, quien se había fugado de los calabozos del Eje de Homicidios del CICPC de El Paraíso, al oeste de Caracas, el 11 de septiembre de 2019. Ese mismo día murió en un presunto enfrentamiento con los policías de esa misma fuerza. Sin embargo, en el balance que Douglas Rico, director de la institución, ofreció cinco días después sobre los hechos, solo mencionó que 8 de los 29 reclusos que habían escapado habían sido recapturados. Los familiares de la víctima se enteraron de su muerte por el relato de un excompañero de celda. “No he podido hablar con las autoridades, a mí no me informaron nada, nos enteramos fue por otro preso”, dijo un familiar al ser abordado por los medios. Hallaron el cadáver en la morgue una semana después de que ingresara.

Otra incongruencia detectada en los casos de resistencia a la autoridad es que la cantidad de víctimas civiles que murieron en medio de enfrentamientos con la policía no se corresponde con el número de funcionarios que cayeron en medio de estos procedimientos, o resultaron heridos.

Esto tiene menor asidero cuando los casos de resistencia a la autoridad contemplan matanzas como la ocurrida en Petare, donde no se registró ningún policía muerto, o la sucedida en el sector El Estanque del Barrio Bicentenario de Coche, el 27 de agosto de 2019, cuando las FAES mató a siete presuntos integrantes de la banda de “El Peluca” y los policías salieron ilesos. 

La reseña policial indicó que todas las víctimas estaban en una misma casa cuando fueron sorprendidas por los funcionarios. Esta característica se repite en 45% de los homicidios por letalidad policial, donde las víctimas se encontraban dentro de viviendas cuando fueron sorprendidas por la fuerza pública. Llama la atención también la hora a la que los mataron: las 6:00 am, justo la franja horaria (entre 5:00 am y 8:59 am) en la que se presentaron la mayoría de los casos de este móvil: 114 de 340 homicidios a manos de la policía, lo que equivale a 33,5% del total.

En 2019, solo cuatro uniformados murieron cuando estaban en servicio, mientras que 340 civiles murieron a manos de la fuerza pública. Esto significa que por cada policía muerto en servicio, los cuerpos de seguridad mataron a 85 personas. La proporción “aceptada”, según algunos expertos, es de 10 civiles por cada agente de la fuerza pública. Esta desproporción es un indicador del uso excesivo de la fuerza letal por parte de las autoridades.

“Aquí todos tenemos miedo porque los policías han matado a muchos niños y les disparan incluso cuando tienen uniforme del liceo. Hasta mi sobrino, que tiene 8 años, se hace pipí cuando le dicen que por ahí viene la policía”, comenta la madre de Luis Gerardo Cabello.

Las muertes provocadas por los cuerpos policiales suceden en dos contextos diferentes. Uno de estos es la ejecución extrajudicial y el otro es la resistencia a la autoridad.

"No he podido hablar con las autoridades, a mí no me informaron nada, nos enteramos fue por otro preso”, dijo un familiar de Neomar Galindo.

Morir por un celular o una moto

A Rony Daniel Freitez Aular, de 28 años, lo mataron para robarle su moto. Había salido de su casa en el sector Plan de Manzano, en la carretera vieja Caracas-La Guaira, la noche del 19 de abril de 2019 para encontrarse con unos amigos en una zona llamada La Piedrera. Sin embargo, durante su trayecto por la autopista Caracas-La Guaira, un grupo de delincuentes lo abordó para quitarle su vehículo. En el ataque le dispararon dos veces, lo hirieron con un machete y le prendieron fuego. Efectivos de la Guardia Nacional lo auxiliaron al verlo en llamas. Murió en un hospital a la mañana siguiente. 90% de su cuerpo sufrió quemaduras.

El joven fue así una de las víctimas en la lista de la segunda causa de homicidios más frecuente en Caracas durante 2019: el robo, que abarcó 17% del total de las muertes violentas en la capital. Su asesinato ocurrió en plena vía pública, como 75% de los casos. Sucedió en el municipio Libertador, donde tuvieron lugar 94 muertes (61%)  por este mismo móvil el año pasado. Libertador, junto al municipio Sucre del estado Miranda, fueron escenario de 91% de las muertes en medio de atracos.

Fue en Sucre donde mataron a Yorbi Fajardo, de 21 años, en el sector El Tanque de Petare, la parroquia del Área Metropolitana de Caracas donde hubo más asesinatos por robo (37 de 155). El 26 de marzo de 2019, en medio de los apagones que azotaban a Venezuela, iba camino a su casa mientras alumbraba el camino con la luz de su teléfono celular. Fue precisamente por eso que se convirtió en el blanco de un grupo de hombres que lo rodearon para robarle el dispositivo. Al negarse, le dispararon varias veces. Aunque vecinos y familiares salieron de sus casas al escuchar los tiros, el muchacho murió en el sitio.

De acuerdo con los datos recabados, las víctimas fatales de los robos eran hombres jóvenes, de tez morena, cuyas edades oscilaban entre los 20 y 29 años, tal como Freitez Aular y Fajardo. Este fue el grupo etario más afectado, porque concentró 26% (41 casos) de los muertos por esta causa. Seguidamente quedaron los mayores de 50 años, quienes representaron 23% (36 casos) del total.

En 84% de los homicidios registrados, la víctima era un civil desarmado, de la misma manera que Freitez Aular y Fajardo. A los dos les dispararon con armas de fuego y así pasó con otras 101 personas (65%) que también recibieron impactos de bala cuando las despojaron de sus bienes.

La mayoría de los homicidios por este móvil (54%) ocurrieron en horas de la noche y la madrugada. A ambas víctimas las asesinaron a las 10:00 pm.

Venganzas o ajustes de cuenta

Los cadáveres de Juan Carlos Parra Orozco, de 22 años; Dany José Barreto Bernal, de 18; y un adolescente de 17 años aparecieron la mañana del viernes 2 de diciembre de 2019 en la ribera del río Guaire, a la altura de la carretera vieja que conecta a Macarao con Los Teques, en el municipio Libertador, al suroeste de Caracas. Habían desaparecido cuatro días antes cuando salieron de sus casas a trabajar al sector Barrio Nuevo, donde desmalezaban el terreno de una vivienda. Presumen que los tres fueron implicados en un pleito del pasado y que por eso los asesinaron a balazos.

El ajuste de cuentas o asesinato por venganza, en el que el victimario mata a raíz de un conflicto del pasado o actual, fue el cuarto móvil más frecuente en los homicidios que se registraron en Caracas en 2019, cuando cobró la vida de 82 personas (9% de 898 casos), incluyendo las de estos tres jóvenes de Macarao. Según los datos recabados, 98,8% de las víctimas eran civiles como ellos. Mientras que 57 personas no estaban armadas al momento del ataque, tal como sucedió con Barreto Bernal, Parra Orozco y el adolescente, hubo solo tres del total de los casos en los que las víctimas sí tenían un arma.

La data también señala que la mayoría de las víctimas era del sexo masculino (92,6% del total). Solo cinco mujeres fueron asesinadas bajo esta modalidad y al menos 1 transgénero perdió la vida por esta razón.

La mayor parte de las víctimas eran hombres en su adolescencia o adultez temprana, como los jóvenes de Macarao. Ellos pertenecen a los dos grupos etarios más afectados por estos homicidios: 20,7 % tenía entre 20 y 24 años como Parra Orozco; mientras que otro 18,2 % tenía entre 15 y 19 años, como Barreto Bernal y el adolescente. Hubo además 12 menores de edad entre los muertos por ajuste de cuenta o venganza, entre los que destacan dos niños, de 3 y 4 años, quienes perdieron la vida por abuso de fuerza física en manos de algún familiar luego de una discusión de pareja en su hogar.

Aunque el municipio más afectado por este móvil fue Libertador, donde se registraron 55 muertes (67% del total) por este motivo, la parroquia donde hubo mayor cantidad de homicidios por ajuste de cuentas fue Petare, en el municipio Sucre del estado Miranda. Allí cayeron 13 personas por esta razón.

Uno de los casos de Petare fue el de Jeison José Amundaray Valera, de 25 años, un obrero a quien mataron a machetazos en su casa en el barrio El Cañaote, mientras estaba durmiendo. El hecho ocurrió alrededor de las 4:00 am del 19 de octubre. Su familia presume que el victimario fue un exnovio de su pareja. Ella desapareció luego del asesinato. Los datos señalan un promedio de 7 muertes mensuales en el área metropolitana de Caracas durante el 2019 por motivos de ajustes de cuentas o venganza.

Luego de Petare, las parroquias en donde hubo mayor cantidad de muertos por este móvil fueron Sucre, Coche, Antímano, La Vega, 23 de Enero y Santa Rosalía. Allí se contabilizaron 36 víctimas (65% de las ocurridas en Libertador). Las siete parroquias acumulan 60% del total de los casos.

Más víctimas por ser mujeres

Deylimar del Carmen Velásquez y Johana Alexandra Mejia Solis tenían 23 años cuando fueron asesinadas el año pasado en Caracas. Ambas, además de la edad, el sexo y las circunstancias violentas de sus muertes, tienen mucho más en común: sus victimarios fueron sus parejas. Los dos eran policías.

De acuerdo con los datos recolectados por Monitor de Víctimas, 66 mujeres perdieron la vida en un homicidio en el Área Metropolitana de Caracas. De ellas, 19 murieron por violencia de género, como Velásquez y Mejía Solís. La cifra representa 29% del total de los casos registrados.

A Velásquez la mataron por hacerle un reclamo a su pareja. La noche del 25 de mayo de 2019, aproximadamente a las 11:00 pm, estaba en su casa en La Dolorita, municipio Sucre de Miranda, junto a su hermana, dos amigos y su pareja, un funcionario de las FAES llamado Yondri Zambrano.

En medio de la velada, ella vio una conversación que su novio mantenía por teléfono y discutió con él a raíz del contenido. La respuesta del hombre fue sacar su pistola, dispararle a la cabeza y huir de la escena del crimen junto a los dos amigos. Aunque la hermana de Velásquez pidió auxilio a los vecinos, la joven murió dentro de su vivienda. 

Tres meses antes, la noche del 18 de febrero de 2019, ocurrió el homicidio de Mejía Solis también en La Dolorita a manos de su novio, el oficial de Polisucre Liunder Martínez. La declaración del funcionario indica que a él se le resbaló su pistola de reglamento mientras estaban en su casa y el disparo impactó a la joven. Pero una segunda versión señala que él apuntó con su arma a la muchacha mientras discutían. Ella le apartó la mano y en ese momento se cayó la pistola y el tiro fue a parar a su cuerpo.

Las dos mujeres asesinadas por sus parejas eran jóvenes entre 18 y 30 años, así como 32% de las féminas que fueron víctimas de homicidio el año pasado. Ese fue el grupo etario más afectado por la violencia contra la mujer durante 2019. 

Velásquez y Mejía Solís eran amas de casa, al igual que 41% de las víctimas. Ninguna había culminado el bachillerato, de la misma manera que 37% de las mujeres que mataron en Caracas en 2019. De ellas, solo Velásquez era madre de un niño. Todas las féminas asesinadas en 2019 dejaron 64 menores de edad huérfanos.

Ambas jóvenes tenían otras cosas en común. A las dos las mataron en sus casas, como a 45% de las mujeres que murieron de forma violenta en Caracas. Esa característica es todavía más pronunciada en los casos de violencia de género, puesto que 58% de estas muertes sucedieron dentro de las casas. En 47% de los asesinatos, el victimario fue el cónyuge como pasó con Velásquez y Mejía Solís. 

El segundo móvil por el cual mataron a más mujeres en Caracas fue el robo. Por esta causa murió 27% del total de las víctimas femeninas registradas por Monitor de Víctimas en 2019. En estos casos, el grupo etario afectado cambia: las más vulnerables fueron las féminas mayores de 50 años (50% del total de las víctimas). Además, a 67% de las mayores de 50 años las mataron dentro de sus casas.

En ese perfil se inscribe el homicidio de Ana Mireya Amore Reyes, una mujer de 76 años que fue asesinada por un empleado del conjunto de edificios donde vivía sola, las Residencias Parque Santa Fe, en el municipio Baruta del estado Miranda. El 17 de septiembre de 2019, ella salió alrededor de las 5:00 pm para acompañar a la señora que limpiaba su apartamento hasta la parada de autobús más cercana. Al regresar en su carro, el vigilante que trabajaba desde hace un par de semanas en el lugar, Juan Carlos Serrano, de 24 años, la sometió para robarle el vehículo.

El crimen se descubrió días después cuando se hallaron varias pertenencias de Amore Reyes en el cuarto de bombas de agua de las residencias. También se consiguieron manchas de sangre en el sitio. Al día siguiente, funcionarios de Protección Civil de Baruta se sumergieron en el tanque y encontraron su cadáver. Su victimario la había golpeado hasta matarla y había hundido su cuerpo en el agua. Las cámaras de seguridad grabaron el momento en el que el vigilante salía del conjunto con el carro de la septuagenaria.

Aunque en 2019 se redujo el número de homicidios ocurridos en Caracas, hay algunas variables que sufrieron modificaciones con respecto a 2018, y que muestran la desprotección y vulnerabilidad de los habitantes de los cinco municipios del Área Metropolitana de Caracas. 

Las viviendas se han convertido en escenarios de crímenes cada vez más frecuentes. 30% de los homicidios ocurrieron cuando las víctimas se encontraban en sus casas o en residencias de familiares o amigos. Esto representa un incremento de 6% con respecto a 2018, y evidencia que la inseguridad podría estarse trasladando a los hogares. 

Por otra parte, los cuerpos de seguridad se mantienen como principales victimarios y 45% de los casos de ejecuciones extrajudiciales y resistencia a la autoridad ocurrieron en viviendas. La fuerza pública no solo no protege la vida de los ciudadanos, sino que además vulnera sus hogares con violencia. 

"Un análisis estadístico
de los patrones
de letalidad policial"

Un análisis inferencial de los datos

La forma legal de actuar de la policía implica el seguimiento de múltiples protocolos que aseguran el respeto de los derechos humanos de los ciudadanos. En este sentido, cuando la policía actúa de forma letal, no deberían haber casos en los cuales la víctima estaba desarmada y muriese dentro de su casa. Principalmente porque en estas condiciones se encuentra en su momento más vulnerable, y un uso de fuerza letal es desproporcionado e innecesario. Entendiendo esto, nos hicimos la siguientes preguntas: En los casos de letalidad policial, ¿existe una asociación entre que la víctima esté desarmada y muera dentro de su casa?, a su vez ¿Dicha asociación se presenta en los casos donde la policía no está implicada?

Si ambas variables se asocian en los casos donde la policía es responsable, de por sí sólo implica que los cuerpos de seguridad son responsables de muertes donde pareciese que la víctima no podía presentar resistencia. A su vez, si esta asociación no aparece en el resto de los móviles, estamos hablando de que las muertes donde actúa la policía tienen un patrón diferente al de la violencia urbana de Caracas.

El análisis de los datos nos apunta a un patrón sistemático de abuso por parte de los organismos de seguridad. En este fueron considerados los 677 casos donde se conocía el móvil de la muerte violenta, y se clasificaron en dos grupos: los que implican letalidad policial -compuesto por la sumatoria de los casos de resistencia a la autoridad y ejecuciones extrajudiciales- y aquellos donde la policía no estuvo implicada -conformado por la sumatoria del resto móviles, donde los civiles fueron los victimarios-. (Ver Anexo 1).

A continuación, se presentan las tablas producto de tests de Chi Cuadrado con cada grupo, para ver si existía una asociación entre que la víctima estuviese desarmada, y que muriese en su vivienda. Este análisis compara los casos observados, con la distribución esperada que deberían tener los datos cuando no existe asociación. Si los procedimientos policiales no hubiesen seguido un patrón sistemático en contra de víctimas que se encuentran vulnerables (en sus casas y desarmadas), los resultados de este análisis no deberían ser significativos.

La existencia de un Chi-Cuadrado (X2=15,6) estadísticamente significativo (p<0,01) en los casos de letalidad policial, implica que la frecuencia de muertes de víctimas desarmadas y en sus viviendas en manos de la policía no parece ser atribuida a un patrón aleatorio. En contraste, en el caso donde la policía no fue la responsable, dicha asociación no aparece (X2=4,8; p>0,01), por lo cual la frecuencia de personas que mueren desarmadas y en sus casas sí parece presentarse por el azar. Parece que existe una asociación entre que las víctimas de letalidad policial mueran en sus casas y que estuviesen desarmadas. A su vez, la magnitud de dicha asociación es baja (Coeficiente de contingencia= 0,21), pero no por eso deja de ser significativa.

Estos resultados nos indican que en los casos de muertes donde la policía no está implicada, las víctimas mueren en su mayoría en una vía pública, independientemente de si están armadas o no. Sin embargo, cuando la policía actúa, dicha tendencia cambia, y las víctimas desarmadas mueren en mayor medida cuando se encuentran en sus casas. Entonces, pareciera que existe un patrón de comportamiento atribuible a las instituciones de seguridad que se diferencia del resto de los patrones de violencia urbana de Caracas.

Ahora bien, se ha mencionado que el coeficiente de contingencia de dicha asociación es bajo (Coeficiente de contingencia= 0,21), por lo cual no se pueden sacar conclusiones contundentes a partir de este análisis. Este número tan bajo podría ser explicado de múltiples formas. Primero, la falta de transparencia con respecto a los datos de homicidios en la ciudad por parte de las instituciones pertinentes hace que la obtención de datos en gran escala sea difícil. A su vez, la metodología utilizada por el MDV implica que existen múltiples variables a la hora de recolectar los testimonios que podrían estar afectando los resultados. Por último, los cuerpos policiales en Caracas son diversos y siguen diferentes formas de actuar, por lo que definir patrones únicos dentro de estas instituciones es complicado. A pesar de esto, el hecho de que un patrón cómo el mencionado sea visible y estadísticamente significativo en los datos del MDV, eleva serias preguntas sobre el respeto a los Derechos Humanos en Caracas.

En el informe observamos que los cuerpos de seguridad fueron responsables del 340 casos, un 38 % del total de las muertes registradas por Monitor de Víctimas en 2019

El objetivo de este apartado, es vislumbrar los patrones que sigue la policía antes de causar una muerte, y determinar si existe un patrón sistemático de violación de derechos

La democracia, la justicia y el debido proceso quedan en entre dicho en el contexto actual. Cuando analizamos el panorama venezolano, observamos que se repiten las mismas conclusiones tanto al hacer análisis estadísticos como al recolectar testimonios

Estos son los nombres
de las 898 víctimas de homicidio en Caracas

Estos son los nombres de quienes murieron como consecuencia de un homicidio en Caracas, de acuerdo con los reportes de Monitor de Víctimas durante 2019.

Si el nombre de su familiar no está, puede reportarlo al correo monitordevictimas@gmail.com 

ENERO

Ricardo González Amundaray, Carlos Eduardo Ramírez, Brando Rafael Sanoja Batista, Maikel Cumare Avila, José Rafael Arévalo Pérez, Carlos Eduardo Pérez Sánchez, John, José Herrera Venera, Josues Antonio Rivera Ramírez, Yefferson Flores Trujillo, Ángel David Campos Álvarez, Karina Carolina García Hernández, Chirly Angely Colina Betancourt, Andris Jesús Gámez De Lahoz, Yender Alejandro Omaya, Noel Rogelio Rojas Blanco, Andreina Paola Ortega Arévalo, Yoel Oropeza, Yoswel Oropeza, Beiker José Viera Figueredo, Juan Castillo Alzuru, César Yonaiker Rodríguez Galindo, Miladys María Castillo Pérez, Jairo Alberto Seija Conde, Alixon dos Santos Pizani, Franki Alexander Figuera, Stefany Jajoy Natera, Kevin Antonio Cárdenas Blaquez, Luis Alberto Martínez, Adrián Aponte Odilio, Nicar Bermúdez Muñoz, Mercedes López, Davismar del Carmen Rodríguez Iglesias, Jonathan José Cásares Ramos, Oswaldo Antonio Cisneros Barrientos, Jesús Miguel Sanabria Rudas, Elizabeth Ramírez Durán, Geralbert José Jiménez, Jhonny Marcano, Yorman Yondeiker Vivas, Yoendry Enrique Fernández Pino, Jarrinson José Delgado Martínez, Gabriel Vicente Sojo Rodríguez, Fabio Acevedo Luna, Elio Jesús Romero, Anthony Daniel Meneses, Reison Lozano, Geralver Urbina, Enyerson José Machado Rodríguez, Jonathan Eduardo Maza, Yohni José Godoy Buitrago, Richard Montaña, Emilke Villanueva, José Luis Lorvez Cova, Jesús Ramón Roca Guarapare, José Antonio Jaime Morán, Alberto Carlos González Magallanes, Jhon José Herrera Venera, Yeferson Salas Díaz, José Alberto González, Jonathan Villegas Villegas, Hiter Alexander Flores, Asdrúbal Ramón Flores, Alexander Mantilla, Édgar Alberto Tagliaferro López, Ismael José Barrios Chirinos, Juan Carlos Yánez, Yonaiker Briceño, Zulay, Victor Medina, Danluis Cohen, Rainer Alejandro Berroteran Cordero, Víctor Manuel Arcia León, Geison Eduardo González Rosas, Sandro José Figueroa Rangel, Keimy Manuel Vargas Figueroa, Devin Luna Tovar, Juan José Castillo Alzuru, José Del Carmen Uzcátegui Gil, Rogelio Antonio Villanueva, Maicor De Jesús Hernández, Johan Arcángel Mora Urbina, Graciela Buenaventura Martínez Rodríguez, Frank David Correa Gutiérrez, Enyer Enrique Vaamonde Ovalle, Ismael Gabriel Rauseo Camacho, Mariano Barrios Galindo, Nick Samuel Oropeza López, Kelvi Jospe Jaspe Medina, Ana Lourdes Barreto Hernández, Ángelo Guanile Rondón, Asdrúbal Jonathan Suárez Bustamante, José Manuel Pacheco, Sandro José Figueroa Rengel, Arturo Alejandro Martínez Morales, Nenter Alfonso, Raúl de Jesús Figuera.

FEBRERO

Luis Alberto Rodríguez Justiniano, Freider Toro, Yosmar Gacía, Vicente Cacique, Rainiel Romero Negrín, Jefferson Flores Trujillo, Luis Acosta Cabello, José Manuel Bertel Moguea, Josué Anthony Castillo Uzcátegui, Jorge José Guerrero, Ricardo Cacique, Richard Cleiderman Pérez Figueroa, Harry Josué Palma Marquina, Pablo Francisco Gómez Moreno, Juan José Rodríguez, Rainiel Romero Negrin, Noelkis Carolina Rámirez Blanco, Yafer Pineda, Jesús Elias Ávila Arcia, Yeiberson Fabier Molina Castro, Michael José Atencio López, Yorman Allende Figueroa, Anyer Simón Suárez Mercié, Alexander José Gutierrez Figeroa, Samuel Velázco, José Arteaga, David Arteaga, José Moisés flores Espinoza, Vicente Ramírez, Carlos Fernando Alonso Delgado, Wilkis Alberto Sevilla Miller, Deivis Ramces Brito, Yosmar Alberto García González, Gustavo Francisco Barroeta Hernández, Guillermo Antonio Rivas Apíscope, Alejandro José Márquez Quintero, Jofer Díaz, Ángel Raúl Nieves Amundaray, Kevin José Martín Rodríguez, Anderson José Estaba, Yoander Coronel, Gleybert Bolívar, Carlos Javier González Moya, Luis Jesús Bravo Reyes, Efrén Rafael Salazar, Jecksander Jambreiner Linares, Johana Alexandra Mejia Soli, Giovanny Alberto Rodriguez Suárez, Edgar Alberto Dávila Araujo, Richard Gerardo Avilan Castro, Alí Antonio Carrilo Linares, Stewart Jeremi Sosa Lobo, Carlos Eduardo Díaz Cuva, Cristian Eduardo Contreras Zerpa, William José Palao Domínguez.

MARZO

José Antonio Montilla Gutiérrez; Jhonny Ezequiel Rendón; Juan Carlos Retersillo; Tomás Sandero; Miguel Ángel Grilman; Rennys Rafael Fernández García; Luis Miguel Hurtado; Atilio José Martínez; Alí Ramón Domínguez; Flor Gutiérrez; Gabriel Arturo Calzado Franco; José Luis Franco; Yoandri Daniel Moreno; Carlos Augusto Erazo; Carlos Antonio González Ramos; Jesús Enrique Maza Riva; Chamberline Anyanwu; Marta Gutiérrez Tavarez; Gabriel David Godoy Robles; Duber Colmenares; Zamir Torres Brandino; Héctor Sánchez González; Omar José Hermoso Méndez; Yosef Daniel Virvod Rodríguez; Yumaiker Acosta; Maikel Alexander Berroterá Escalante; Omar Alarcón; Luis Alberto Mujica; Jesús Alberto Pérez; Simona Vaamonde; Roney Daniel Muñóz Garrido; Willian Francisco Alvarado; Franklin Antonio Barrido; Fabio Garrido; Alex Mota; Vlainer Andrés Mayora León; Alberto Nicolás Solano; Romer Jesús Gutiérrez Martínez; Jefferson Márquez; Daniel Alejandro Pérez; Carlos Javier Delve Domínguez; Ronald Jesús Barajas Trejo; Yorbi Fajardo; Joan Miguel Guerra López; Jean Carlos Ramírez Cadena; Robert Enrique Campbell; Ángel Javier Pereida Hernàndez; Jhonatan Eduardo Gil Parra; Manuel José Martínez; Manuel Hernández Blanco; Yonelbis José Arredondo; Juan Carlos Aguilera Barrios; Samir Antonio Torres Bracho; José Ángel Cabello Mindiola; Yordi Jesús Mendoza Rodríguez; Stefi Nicolás de La Hoz Fontalbo; Luis Alberto Pérez de La Hoz; Ángel Gregorio Durán Mercado; Eduard Alexander Pérez Salas; Freddy Sánchez Pérez; Laizner José Santana Jaimes; Omar Antonio Mijares Rojas; José Luis Cisneros Monasterios; Erick Jesús Acosta; Wilmer Ramón Bolaños; Johan Jesús Garrido Mangarré; Andry José Ferrer Gómez; José Gabriel Pérez Pérez; Edwin; Danielito; Henry; Miguelito; José Gregorio Hernández Marrero; Yorbin Adrián García Chacón; Bárbara Mayerling Rodríguez; Luis Alberto Henríquez Barrios.

ABRIL

Jeferson Jesús Serrano Espinoza; Maike Pérez Torres; Brenderson Laya; Rutser Jesús Machado; William David Lara Ruíz; Luis Argenis Guzmán Cabrera; José Gabriel Castillo; Alfredo Gómez Rojas; Yoneker José Mora Martínez; Domingo Alfonso Calderón; Mark Luzón; Mario Mora Ramírez; Juan Carvajal; Luis Reyes Rengifo; Marvin José Martínez Calderón; Héctor del Carmen Rondón Lara; Agustín Vargas. Martín; Ramón Celestino Hernández Figueroa; Jesús Ilario Amarista Córdoba; Harrinson Chacón Rivas; Carlos Rafael Vidal; Alberto Alejandro Mujica Guevara; Pablo Ramón Rodríguez; Freddy Rafael Aguirre Medina; Ángel David Duarte Valera; Vicente Rafael Olivo Valencia; Juan Ramón Chirino; Norbeta Díaz Liendo de Ibáñez; Ángel Gabriel Camero Martínez; Kéymer David Mago; Antony Rafael Mago; Orlando José Monasterio Salas; Ronny Daniel Freites Aular; Marc Nioeh Luzón Abreu; Oscar Alejandro Melo Vargas; Juan Gabriel Goitía ; Luis Maldonado; Leonardo David Yajure Araujo; David José Caraballo; Salomon Barrios Manjarrés; Yuni José Méndez Reitter; Oriana Orlaneth Pérez; Jesús mora Ramírez ; Carlos Eduardo Soto Castillo; Jackson Dario Domínguez Frontado; Alfredo Rojas Garcia; Jouberth Norwing Vargas Zorrilla; Rutxel Palma; Gabriel Esteban Vitar González; Miriam del Carmen Hernández Medina; Javier Alberto Morón Guaiquirima; Yajuare; Pablo Ramón Rodríguez; Ailin Oriana Silva Solórzano; John Paúl Rodríguez Álvarez; Zoraida Felicia Varela; Luis Alfredo Rojas García; José Gabriel Castro de los Reyes; Luis Manuel Acosta; Charlie Manuel Acosta; Johander Josué Sánchez Hernández; Erick Alfredo Bello; Régulo Andrés Figueredo Silva; Jesús Manuel Adalfio Ottamendi; Yobrán Leonardo Colmenares Hernández; Jean Carlos Montaño Pérez; Pedro Luis Alvarado Romero; Vladimir Enrique Cáceres; Marlon Jesús Mayz; David Sanz; Juan De La Cruz González; Andrés Guzmán Angulo; Lexer Román Delgado; Antoni Alfredo Patete, Inés María Rivero; Argenis Junior León Hernández; Alberto José López; Luis Eduardo Cordero Zambrano; Luis Daniel Hurtado; Edgar Castro.

MAYO

Luis Alberto Rojas; Edward José Dávila Quintero; Enio Martín Heredia; Santana Rondón; José Ramón Sifontes; Luisa Oleta Martínez; Lizkeila Molina; Yorman Borges; Elic Infante; Dargenis Joneis Marcano; Angelo Moisés Osorio; Fernando Delgado; Wilder Calderón; Mauricio Maylander Vargas Melo; Elmison Motta; Darwin David Guevara Telly; Adrián Eduardo Mujica Ravelo; Gregory Arévalo Rodríguez; Yamil Castillo Carabalí; Adrián Alberto Aguiar; Freddy Junior Méndez Romero; Ruhf Jeinis Hernández Brazón; Víctor José Gregorio Romero; Pedro José Jaimes Chacón; Eli Rafael Infante Malavé; Keivi Alejandro Castellano Barboza; Keiver Alfonso Flores Cabrera; Joan Carlos Aponte Rua; Yehanike Mabel Rangel; Yerbintos Rosales; David Añes; Wolfgang Alexander Mariño; Richard Alexis Rojas; Nelson Rafael Hernández Machado; Yeiker José Florez Isturiz; Gilberto José Polanco Lázaro; Abelardo Negrín Flores; Yubel José Montiel; José Manuel Castaño Acevedo; Cristian Jesús Pereda Ruíz; Christian José Díaz Guevara; Carlos Julio Zambrano; Luis José Peña Godoy; Lenin Herrera Villarreal; Leonel José Aponte; Ángel Gabriel Santaella Hernandez; Víctor Alejandro Rangel Maita; Jorge Luis Malave; Melissa Arcila Ruiz; Alexis José Bello Monsalve; Jorge Martín Romero Angulo; Édgar Alberto Sequera Hernández; Joandry José Novoa Rojas; Joel Alejandro Bryan Julio; Erick Joel Tortoza Díaz; Lisbeth Machado; Gerardo Efraín Guitérrez Godoy; Ismael Rodríguez; Edgardo Ruiz; Jonathan Castillejo Bracamonte; Jorge; Luis Alfredo Ariza Gamarria; Víctor Rangel Mevita; Nigel Moreno; Jefferson Barreto Osiris Villalba; Franco José Leal Pulido; Yoifer Hernández Vásquez; Ángela María Marrón Madrid; Víctor Manuel Dávila Tirado; Neufre Miguel Castro; José González; Erickson Daniel Sanabria Muñoz; Pedro José De la Cruz Betancure; Alexander José Ortega Julio; Melvin Matheus Rodríguez; Joenderick Luque Martínez; Pedro Mujica; Deylimar del Carmen.

JUNIO

Carmelo Eduardo Ayala; Yeraldo Eliazar Guerrero Giménez; Carmen López; Erick García; David García; Victor Manuel Alvarez Esconse; Yoandry Daniel Aponte Ruiz; Freider Edgardo Gómez Pérez; Dilinger Gustavo Fernández Rivero; Raimand Alberto Milano Arellano; Neivys Alexis Blanco Pérez; Arnaldo Andrés Chacón; Rosmel Gregorio Chacón; Yonaiker Alejandro Casanova Véliz; Alex Fontalvo Morillo; Reiber Pacheco Useche; Senón Gregorio Delgado Cegarra; Yonaikel Serrano; Jesús Gil Anzola; José Medina; Ramón Mujica; Gennyi Chacón; Edwin José Parra Ramírez; Darwin Alberto Sánchez Ascanio; Luis Miguel Castro Vargas; Johan Enrique Cordones Marcano; Irma Rocío Durán Urrutia; Yeison Rafael Vásquez López; César Antonio Lugo Reyes; Orangel Luis Parra Ilarraza; Jondry Neomar Bompart Bandres; Carlos José Villarroel Lee Chio; Héctor Jsé Figueroa; Ender Pico Gutiérrez; Adriana Desiret Rivero Ozorio ; Gabriel Fonseca; Alvaro Luis Farbellin Aguilera; Jorge Luis Beltran Leito; Milanyela Lisset Tenías ; Freddy Sifontes; Ronaikel Jorki Betancurth Dias; José Antonio Peralta; Larry Gómez; Junior Petaquero; Jhonny Alberto Gutiérrez Macías; Yensir González; Juan Bastidas; Freddy Belarmina Cisneros; Jhonathan Alexander Montilla; Leonidas Rafael Ordosgoiri Gil; Gregorio Hernández Arévalo Parra; Dixon Alejandro Blanco Valladares; Luz Marina Alcalá; Maikel Johander Navarro Linarez; Danny Jose Rivera Morales; Jorge Alexis Romero; Oswaldo Hernández Delgado; Enderson Jesús San Juan Lara; Jonás Efrain Quintero Valera; Henry José Hernández Castillo; Jesús del Valle Velázquez; Diego Armando Velázquez; Richard Johahuri Mentado; Luis Enrique Torres.

JULIO

Ender Rafael López Ayala; Eduardo Harold Chique Barcia; Antonio José Cisneros Romero; Hugo Andrés Palomino; Reimer Borges Escorche; Wilfred José Castillo; Carlos José Bocaranda López; Carlos Valverde; Brandon Orlando Zamaro Salazar; Deiber Miguel Bande; José Enrique Texeira Casanova; Jean Pier Reyes Machacon; José Gregorio Guillén; Teilor Difrancesco; Yeison Difrancesco; Raymer Arrollo; Lorenzo Azuaje; Andrés Eloy García; Jonathan Harrison Villaroel; Danny Arquímedes Salazar; Nereida del Valle Torres Luque; Rosmer José Martínez Rodríguez; Jefferson Castillo Belmonte; Jean Carlos Montero; El Mumra; El Cabezón; José Francisco Pacheco Palacios; Camilo Eduardo Ayala; Ana Daidé Brazón; Escarly Alardin González Lucena; Ángel Alfredo Soteldo; Engly José Arroyo; Javier Noria; Carlos Javier González; María Consuelo Carrillo Lozano; José Manuel Maican González; Brayan Valentín Castro Colmenares; Romelis Villanueva; Sindy Natali Parra Parra; Miguel Luis Castro Ñañez; Jesús Daniel Perdomo; Luis Alfredo Pérez Páez; Jesús Alexis Gonzalez; Franco Antonio Sifontes Martínez; Pedro José Urbano Lopez; Dick Gregorio Galea Brito; Alejandro Sosa; Luis Alberto Cabello; Javier Correa; Kelvin Gabriel Castro Cubillán; Miguel Ángel Hinojosa; William Daniel Chacón Mendoza; Giovanny Alejandro Contreras Moreno; Raifer Martínez; Christopher Peña Leo; Anthony Matos.

AGOSTO

Emilio José Peñaloza López; Richard Jose Rivero Baralt; Yorman Puerta; Albert Armas; Wilmer Ramon Mendoza; Tony Armas; Fraimer Martínez; Jimmy Sánchez; Jondry Daniel Pérez Blanco; Manuel Heredia; Eiver Pérez Hernández; Maikel Jesús Madero; Carlos Díaz; Francisco Antonio Requena Videl; Emily Fabiola Rosendo Arrieta; Luis González Calderón; El Peluca; El Guasón; El Fresa; El Javielito; El Duende; El Negro; Manuel Jesús Chávez García; Gabriel Alexis Fernández Hernández; Leonardo José Ortiz; Wilder Moisés Pérez Martínez; Yon Alejandro Lozano; Darwin Cova; Daniel Falcón; Jonaikel Aponte; Erick Materano; Ramon de Jesús Vivas Matheus; Israel Aldelzo Vivas Matheus; José Francisco Berríos; Jhonny José Aquino; Jhon Alejandro Lozano; Juan Carlos Matamoros; Mirianny Geraldine Hernández Ocando; Porfirio Avendaño; Rafael Díaz; Daniel Gabriel Díaz Gutiérrez; Brandon José Díaz Pérez; Mariángela Fernández Padrón; Bryan Antonio Rojas Vargas; Brian Jesús Lugo Domínguez; C Pequeño; Willinger Ricardo Moreno Berroterán; Anthony Romero; Luis David Gómez; Eduard Zambrano; Miguel Alexander bolivar Zamora; Jhonny Díaz; Cesar González; Yorbe Soto Hernández; Henry Antonio López Forero; Jesus Gabriel González; Dani Gabriel Díaz Gutiérrez; Tomas Liota; Robert Yeisonth Marcano Figueroa; Gustavo Enrique Azancot Granado; Luis Alfredo Azancort Granado; Jaime Ramos Mota; Reinaldo Jonathan Lastra; Yonaiker José Ortegano Delgado; Wilmer Alexander Medina Vivas; Luis Enderson Sequeiro; Luis Omar Reina; Darwin Alí Coito Soto; Michell Alexander Pérez; Carlos José León Blanco.

SEPTIEMBRE

Oswaldo Villegas; Hebert Giovannni Escobar Gardica; Alejandro Manuel Martinez Martinez; Yofren Stainlin Atocha; Apodado El Gordito; Erick Gastón; Javier Román Castillo; Jonathan Castellanos; Alexander José Pérez Guzmán; Ángel David Ontiveros Díaz; Neomar Antonio Galindo Aponte; Andrés Eduardo Cárcamo Martínez; El Gordo Blas; Robert José Coronel; Carlos Alfonso González Marín; Trino Orlando Sánchez Piñero; Daiker Figueroa; Anderson Duarte; Alejandro Feliciano Martínez Ortega; Lindbergh Yosue Pacheco; Wilmer Augusto Quintero ; Heber Giovanni Escobar Garnica; Renny Alexander Toro Carrasquel; Yender Lay Garcia; Jeferson Aquilino Escalona Escobar; Ana Mireya Amore Reyes; Deivis Xavier Abreu Rodríguez; Agapito Cervantes Faría; José Antonio Valderrama; Darwin José Mora Rodríguez; Ricardo David Rodríguez; Frank Nelson Bojo Quevedo; Adrián José Valderrama; José Gregorio Sierra; Marweens Jean Carlos García Barrios; Marcos Andrés Piñate Gutiérrez; Mayra Sanabria; Richard Keivir González Delgado; Norberto Antonio Hernández; Aroan Martínez; Bárbara Blanco; Jonathan Alexis Fonseca; Pedro Pablo González López; Carlos Enrique Acosta Leiva; Erick Ardenis Castillo Hernández; José Ricardo Garboza; Anderson Enrique Centeno Morey; John Manuel Moya; Einson Ríos Castañeda; Yorgenis Orellana; Gustavo Adolfo Valdés Cova; Carlos Alfredo Malavé Cova; Darwin Jesús Méndez Castillo; Antonio Alí Escobar Rivero; Xabier Antonio Alcalá García; Juan Oswaldo González; José Enrique Flores Campo; Joan Jesús Romero; Erick Aldenis Castillo Hernández; Gerson Yonaiker Quintana Ramos; Ingar Guevara Guzmán; Argenis Pérez Pernía; Herrera Ramírez; Limberg Josué Pacheco.

OCTUBRE

Jean Carlos Ortiz Terán; José Castellanos; José Eduardo Martínez; Frank Alexander Madriz Escalante; Keyber David Landaeta Villegas; Jonathan Tapia; Aníbal Plaza; Edward Sánchez; Willy Romero; Eiber Adrián Peña Graterol; Wilber Muñoz; Brayan José González Monsalve; John Jairo Díaz; Franklin Daniel Escalante; Jesús Enrique Vilchez Torrealba; Luis Gerardo Cabello Bulén; Mary Rosaley Aceituno Albarran; Karina del Carmen Pulido; José Daniel Ober Mejía; Jhony Manuel Machacán Galeanos; Roberto Herrera Cedeño; Juan Borges; Robert Sasso; Jacqueline de Sasso; Yender Castillo Sira; Leonardo Aníbal Cedeño Montero; Dervinson Enrique Rivera Bastidas; Yonaiker González; Yuglimer Alexandra Medina; Jefferson Álvarez Jiménez; Deninson Antonio Figuera Sandoval; Edmundo Rada Angulo; Rigie Jackson Correa Rodríguez; Ángel Gregorio Marcano Oliveros; Luis; José Gregorio Acuña Bastidas; Yefran; Yonder Neomar Garrido Bustamante; Yeison José Amundaraín; Junior Alexander Omaña Moreno; Josué Juno Mendez Pantoja; Yormael Charrabe; Alexis José Barrios Barboza; Yorby Jesús López; Yilson Jesús Vargas; Michael Rafael Belandria Clemont; Carlos José Chirinos Bermúdez; Diego Simón Mantuano Delgado; Carlos Figueroa Batista; Jeison José Amundarai Valera; Norberto Vargas Lozano; Edgar Daniel Sánchez Iriarte; Julio Cesar Mata Palacio; Alí Sabeth Yousset Fartta; Junior José Delgado; Marco Jorge Sánchez; Ismael Mendoza; José Junior Yerdez Pandoja; José Castellanos; Félix Alfredo Plazola; Reime Michael Rengifo Salas; Nelson Luis Pimentel; Gerald Torrealba; Iván Sperandío; Joan de la Cruz Bolaños; José Castro Torres; Johanderick Antonio Luque Martínez.

NOVIEMBRE

Marcos Daniel Nieves Rivero; Luis Beltrán González; Aníbal rafael Márquez Soto; Apodado El Angelito; Apodado El Menor; Apodado Wilder; Aquiles Alexander Tovar Belisario; Carlos Alberto Figueroa; Carlos Alberto Figueroa Cedeño; Carlos José Aragón; Celestino José Palacios Rodríguez; Cesar Ramón Vera Hernández; Cleiber José González Moreno; Damián José Cáceres Pérez; Daniel Alejandro González Torrealba; Dervinson José Fonseca Jiménez; Edinson Jose Muñoz Perez; Edinson Quevedo Hidalgo; Eduado Cumana Velásquez; Eduard Manuel Presilla Silva; Eduardo Sánchez; Enrique José Gómez Aray; Erick González Bermúdez; Gregoriana La Cruz; Henry Adonay Clavijo Aldana; Jackson Díaz; Jennifer del Carmen Brito González; Jessica Medina Viana; Jesús Johan Rodriguez Meza; Jhon Jairo López Toro; Johandrys Cardozo; Jonathan Rodríguez Herrera; José Alberto Aguilera Concepcion; José Gregorio Parra; Julio César Cañizales Medina; Kelvin José Pérez Benítez; Kervin Monare; Luis Rafael Bigot Sequera; Marcos Daniel Nieves Rivera; Marcos Jordan Camacho Villalobos; Miguel Lugo; Nelson David Orozco; Oscar Armando Arnal Morillo; Ramón Antonio Gómez Brito; Ramón Pacheco Rangel; Reinaldo Coneo; Rubén Darío Zerpa; Soledad del Carmen Cruz Rodríguez; Vanessa Peñuela; William de Jesús Lugo Rísquez; Wilmer Alexander Medina Vivas; Wilmer Antonio Hernández Marcano; Yonaiker Sarria; Yoni Alberto Moreno; Yuleidy José Ariza Mayz.

DICIEMBRE

Joiber Mendoza; Mauro Alfonso Mora Henríquez; Danny Javier Zambrano Pabón; Melvin Orlando González Mejías; Luis Jose Colon Olivieri; Jason Martínez; Erquis Antonio Urdaneta Gonzalez; David Alejandro Yajuris; Adrián José Martínez; Terry Anderson Benavides; Stefani Katherine Landaeta; Ariannys Valentina Guevara Martínez; Luis Martínez Carvajal; Yeison Ismael Machuca Rojas; Danny José García; Daniel Rojas; Oscar Alexander Duarte Bastidas; Génesis Leandra Troconis Azuaje; María Agustina de González; Omar González; Keiver Jesús Guillén; Danny José Barreto Bernal; Apodado El Jesús DJ; Juan Carlos Parra Orozco; Apodado Raulito; Michelangel Betancourt; Carmen Jeannette Salcedo; Jean Carlos Montalbán Barrios; Apodado El Jeison; Apodado El Guajiro; Jhon Maley Zerpa Vivas; Yefry René, Avendaño Aguilera; Juan Carlos Pérez; Yeiker Jose Zerpa Rojas; Jonnie Ruda; Jhonny Rafael Quintana; Alonso Riberio Guanda Vergara; Robert José Márquez Blanco; Yeison José Marcano Hernández; Faez Yatin Drika; David Alfredo Guerrero Salcedo; Keninger Rada; José Miguel Bermúdez; Walter Gómez; Alexis Yoandry Suárez Ángulo; Lewis David Martíez Alcalá; Antonio José Berroterán; Isaac David Vàzquez; Saida Morales; Óscar Ramón Olivares; Mauricio Miguel Meza Montoya; César Antonio Acosta Tanier; Damián Zambrano; Ángel Luis González Carrillo; Erick Lexoán Canelo Pacheco; Juan Manuel Machado Molina; Víctor Manuel Zerpa Alzualde; Juan Eduard Calzadilla Vivas; Andy Anderson Muria Zambrano; Jesús Alfonso.

Textos: Lorena Meléndez, Santiago García y Héctor Navarro.
Análisis de datos: Santiago García, Héctor Navarro y Guillermo Sardi.
Infografía: Mayerlin Perdomo
Fotos: Carlos Enrique Ramírez
Tratamiento de imágenes: Abrahan Moncada
Diseño: Carmen Riera
Coordinación editorial: Ronna Risquez

Directores y co-fundadores: Roberto Patiño y Nelson Eduardo Bocaranda
Gerente: Guillermo Sardi.
Coordinadora de gestión: Carmen Riera
Coordinadora Editorial: Ronna Risquez
Coordinador de la Unidad de Conocimiento: Santiago García.
Coordinador técnico: Héctor Navarro.

Monitor de Víctimas nació como una iniciativa periodística del medio digital venezolano Runrun.es y la organización no gubernamental Caracas Mi Convive con el objetivo de sistematizar la recolección de datos sobre los homicidios que ocurren en Caracas, una de las ciudades más violentas del mundo. Esta recopilación de casos la hacían los reporteros de la fuente policial de manera espontánea y empírica.